Una historia propia

Una historia de mujeres para todos los públicos

He acabado de leer un libro que ha echo confirmar, mi punto de vista sobre las mujeres y ha abierto otros frentes nuevos, así como hacerme reflexionar sobre el porqué de nuestra situación actual y su origen: Historia de las mujeres: una historia propia de Bonnie S. Andresson y Judith P. Zinsser. El libro impresiona por su tamaño, te hace sonreír, aunque con algo de tristeza y desazón, mostrando como de desinformada está la humanidad y como desechamos el papel de las mujeres en nuestra historia.

En la historia universal.

Lo que queda demostrado, es que a pesar de las mejoras que tenemos en la actualidad, muchas de las desigualdades de género vienen dadas por la veracidad que le damos a los mitos, leyendas y habladurías en general y el poco esfuerzo que hacemos por ir más allá de lo establecido.

mujeres
Cristina de Pisan (Img: Blog Bahai)

 

Es interesante comprobar que a pesar de que la religión, fue y es uno de los motores de contrición más brutales en cuanto a las desigualdades que sufrimos como mujeres, es inverosímil que en la época medieval, las abadesas jugaran un papel importante e incluso aconsejaran a reyes y hoy en día éste papel, sea meramente social. Tuvimos una mujer papa , Papisa Juana ,aunque tubo que ser en el amparo de su ambigua sexualidad o la asexualidad de los monjes, donde pudo sobresalir y escalar en la difícil jerarquía papal. Las autoras nos muestran a la mujer en diferentes etapas, pero la premisa prevalece: pese a los esfuerzo de muchas (por supuesto haciendo el doble que sus homólogos o compañeros), siempre se ha dotado a la mujer de una debilidad, de una carencia de intelecto, causada por el sistema patriarcal establecido en su momento (aunque siempre es el mismo).

Éste sistema patriarcal que a su vez ridiculiza en muchas etapas a las mujeres por la falta de educación y oratoria, cuando ellos mismos procuraban a sus hijas un buen matrimonio sin acceso a una educación igualitaria.

Ésto es algo que pesa en todas las épocas y en todos los ámbitos: la educación.

El libro deja claro que la educación es primordial, para dotar a las mujeres de su individualidad, ejercer autoras de su propio destino, sin verse sometidas a los vaivenes del mundo masculino.

Cristine de Pisan en su Ciudad de las Damas, una pionera humanista y feminista que recalcó la importancia de la educación en las niñas.

Una vida dura

El sexo débil

Me deja sin palabras, sobretodo el periodo de la revolución industrial (siempre ha sido una época que me ha fascinado porqué sentó las bases de una nueva inhumanidad y de procesos de trabajo extenuantes). En éste período, se muestra la brutalidad y el desdén con el que se trata al género femenino: ellas llevan todo el peso de la casa, los niños, los padres, el marido. Tanto las que trabajaban en el campo como las que trabajaban en las fábricas, sufrían un abuso harto conocido aún en nuestros días: la diferencia salarial entre hombre y mujeres.Estaba establecido que cuando un trabajo, por duro que fuera, cuando lo comenzaban a desempeñar las mujeres, ésta bajaba de calificación y se las pagaba menos por que su trabajo no era igual de valorado.

Un caso muy ilustrativo es el de la minería y las trabajadoras textiles.

 

mujeres
El día que los médicos quisieron prohibir las máquinas de coser por temor a que las mujeres se masturbaran con ellas ( Img: Gizmodo)

Muchos empresarios y terratenientes, contrataban sobretodo, madres: éstas podían abarcar cualquier trabajo por duro que fuera, las horas que fueran, por un mísero salario para poder cuidar a sus hijos (los cuales llevaban colgados encima). Las mujeres embarazadas no eran un problema: es increíble la historia de una mujer que se arrastra por el suelo del túnel de la mina, llevando una cinta en la cabeza y arrastrando el carro, mientras estaba en avanzado estado de gestación.

 

mujeres
Así vivieron los los niños y las mujeres durante la Revolución industrial. (Fotografía: La ciudad de los mineros)

La imagen anterior lo dice todo.

Brutal.

También es curioso, como el trabajo desde casa comenzó a ser algo perfectamente normal para éstas mujeres: lógicamente cobraban menos por horas y horas de rutinario e incansable trabajo (e incluso mucho menos que sus homólogas que trabajaban en las fábricas) para poder dar algo que comer a su familia. Fueron las abanderadas de la erradicación del trabajo infantil y reducción de horario laboral. Es interesante que al final del libro, se ha ya echo una mención especial con España y la situación de las fémina. Tenemos un apartado especial: las autores ven relevante que nuestro atraso por culpa del Franquismo y el atraso tecnológico así como moral, mermó mucho nuestros derechos.

El sufragio femenino en España no se dio hasta la Constitución de la Segunda República de 1931, siendo Clara Campoamor un claro referente.

mujeres
Aproximación al trabajo infantil en España (Fotografía: guillermoaramayona )

La historia de las mujeres

Claro ejemplo de nuestra situación actual

El libro está relatado desde una perspectiva fehaciente de la historia de las mujeres, objetiva y con datos.

No son historias de mujeres, es nuestra historia.

Es un legado, ciertamente aterrador, cuando vislumbras que en efecto, la situación actual de las cosas, tiene un tufo patriarcal que no deja, ni siquiera a ellos mismos (nuestros padres, maridos, novios, amigos…), ser seres libres en un sistema que se ha convertido en un Leviatán de dimensiones caóticas y del que ellos mismos son víctimas. Pero se matan por seguir perpetuando y alimentando al monstruo a pesar de ello. Si no reconocen y respetan nuestro papel como mujeres no podremos avanzar.

No se trata de decir que somos iguales, sino que nos respeten con nuestras diferencias y nos dejen hacer lo que queramos sin ningún tipo de censura o pensamiento inferior hacia nosotras.

Que hay diversidad.

He tenido que escuchar muchas veces, que la maternidad es un estado en el cual se nos dota de inferioridad (estamos como aleladas) y que no se respeta por su trascendencia en la sociedad : hay que tener en cuenta que esos hombres “insensibles” a las necesidades femeninas, nacen de algún sitio y por ende deberían de respetar y apreciar a aquellas mujeres que han echo el esfuerzo físico de traerlos al mundo; que los trabajos de cuidado a personas, de protección, es algo que no merece la atención, respetabilidad y reconocimiento que se merece.

Un claro ejemplo de la indiferencia hacia lo femenino está en el campo de la Ginecología: antes se investiga como permanecer con el pene erecto más tiempo (Viagra) que una enfermedad que se llama “Silenciosa” como es la endometriosis, por pertenecer a nuestro sexo.

Siempre he pensado que sería bueno que el hombre tuviera la regla, al menos, una vez al año: ¡tendríamos soluciones e investigaciones en seguida!

Pero dentro de su enajenada vida idílica, “machota” e insustancial que han creado, sí que demandan estos gestos, unos gestos que se ven cada vez más mermados por la indiferencia que ellos mismos hacen notar para entrar dentro del círculo – estatus de ser un “ciudadano”.

Es surrealista no valorar el papel de la mujer, lo femenino y exaltar lo masculino: hemos visto que la sobre valoración de la masculinidad ha llevado a nuestro mundo a actitudes irracionales y absurdas que les repercute a ellos mismos, como seres humanos, incapaces de expresarse, de conectar con su lado más coherente.

Saber que el mear más lejos o tenerla más larga, es un infantilismo.

Recomiendo la lectura del libro no sólo a las mujeres, sino especialmente a los hombres: la historia no os pertenece por igual.

Si quieres, compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Vanesa
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.vanesafer.es/aviso-legal/.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te ha gustado?