Mujer y Madre

Como pueden dañar las etiquetas

¿Te conviertes es un ser mitológico por intentar ser mujer y madre?

¿Nosotras mismas nos obsesionamos con la idea de maternidad?

¿Otras mujeres – madres nos obligan a buscar un ideal imposible?

¿Por qué en cualquier rol que asumimos las mujeres tenemos que ser perfectas?

Estas preguntas me llevan rondando por la cabeza desde que me quedé embarazada hasta que he tenido a Alexia, hace un mes.

Y mis indagaciones en compañeras, conocidas y personas que comparten sus experiencias mientras te tomas un cafe para después darle el bibe ( si, madres defensoras del pecho, yo doy el bibe ) a tu nena – nene, me ha llevado a pensar, que en el camino de aceptar no la igualdad, sino la feminidad, es todavía muy arduo y no solo por culpa de nuestros compañeros de viaje sino por nosotras mismas.

mujer y madre

Durante el embarazo, hice caso, estrictamente, de lo que me decía mi ginecóloga y me compré un libro sobre como se desarrolla el embarazo, etc…pero por información más que por seguir los consejos a rajatabla.

Ya, en ésta primera fase, me di cuenta, que en muchos aspectos (por no decir en todos) dejabas de ser mujer al instante.

Un caso personal

Mi experiencia

Mi embarazo ha sido bastante bueno, sin ninguna complicación ni enfermedad, y he podido comer de todo…pero he notado la mirada de desaprobación de “otras mamis” en cuanto me salía de las “normas” de lo que te convierte en una mujer embarazada ideal.

Pero esto no es nada en comparación en cuanto ya das a luz y en ése mismo instante, te conviertes en madre primeriza.

Entiendo que las enfermeras o nurserys que se dedican a dar consejos a madres primerizas, lo hacen tantas veces que van un poco a saco, pero en mi caso, la de la noche, no fue brusca, sino lo siguiente.

Me explico: estábamos ya durmiendo tranquilamente, niña incluida, entra en la puerta dando un portazo y encendiendo la luz y me incorpora de golpe mientras sujeta a mi hija como un saco de patatas y me dice:

-Venga! a ver como se engancha- me la pasa y la niña le costaba engancharse- muy mal, se ha de enganchar, te traeré una tetina, pero haz de hacer esto- me coge el pecho con brusquedad y presiona haciendo bastante daño, haciendo que salga la leche – ¿ves?pues eso, ahora te la traigo y empiezas.

Portazo y listo.

mujer y madre

Niña llorando a rabiar.

Me sentí inútil, no, lo siguiente.

Frustrada porqué a pesar de la tetina, empecé a pensar que no se estaba alimentando bien, Alex dormía profundamente, pero sentía que no se estaba alimentado.

Aún así seguí con la dichosa tetina, lo cual no sé quién fue el ingeniero, pero es una mierda, se cae cada dos por tres.

Menos mal, que no todas son iguales, y una muy maja de la mañana, me tranquilizó y me dio unos consejos muy buenos…aunque después descubriría que mi intuición era cierta.

Pero lo más esclarecedor fue cuando fui al pediatra: la niña solo había ganado 50gr desde que había salido del hospital. Al preguntarle, sobre cual podría ser la solución para que ganara peso, con cierto titubeo me recomendó seguir dos semanas más dándole el pecho sin saber si ganaría peso suficiente.

Eso me parecía absurdo.

Que el médico, que es especialista, titubeara a la hora de aconsejarme el biberón por si era una fanática del pecho “en exclusiva”, me parecía ya lo último de lo último.

Bibe a full y pecho durante cinco minutos.

Buena madre Vs Mala Madre

¿Solamente personas?

Así que algunas dirían que complemento con bibe , pero hemos de ser sinceras, le doy bibe y complemento con algo de pecho.

Esto es relevante, porqué todas las que me encuentro, dan el pecho pero complementan con biberón….Mentira, dais el biberón y complementáis con algo de pecho ya que decir esto de manera abierta parece ser que nos convertimos en las peores madres del mundo.

No niego las propiedades que ha de tener dar el pecho, pero si no puedes, y esto se traduce en una frustración y sufrimiento tanto para ti como mujer como para el bebe, deberíamos de poder optar por la solución que mas se adecue a nosotras sin necesidad de sentirnos peores.

Si es cierto que aún no somos iguales que nuestros compañeros, a veces tengo la certeza de que es por nuestra propia testarudez en convertirnos en mártires para demostrarles a ellos que somos merecedoras de la igualdad: somos iguales porqué somos seres humanos iguales, no debemos demostrar nuestra superioridad sufriendo y cargándolos mochilas al hombro que no hacen falta, porqué así demostramos nuestra inferioridad.

mujer y madre

Mi sentencia

Consejos fáciles

Hay que hacer partícipe al hombre de la maternidad, que vea su trabajo, la dedicación que ello conlleva. Algunas diréis:”Ellos no lo saben tratar como nosotras, no saben que necesita….” seguramente es porqué no les damos la posibilidad ni las ganas de explicárselo.

Es cierto que nosotras tenemos una conexión al llevarlo dentro, pero es injusto pensar que ellos no puedan llegar al menos a disfrutar de cierta conexión cuando el aprendizaje es el mismo.

Quizás se valoraría la maternidad, si el aspecto del embarazo en la vida laboral cambiara. Se debería de regular de manera que el hombre fuera también parte de ella durante los primeros meses al igual que en la mujer no por el echo de ser madre, bajas un escalafón en la escala laboral.

Es increíble que educando nosotros a nuestros hijos, éstos sean machistas y que no valoren a la mujer. Por eso hago hincapié, que a veces, la culpa de que no haya igualdad es, precisamente, nuestra.

Nosotras mismas nos ponemos trabas.

Por ello me gustaría, que aquellos que leyeran por casualidad esto, seas mujer o hombre, valores la vida que en común damos al mundo, que se valore a la mujer no por ser mujer solamente, sino porqué es un ser humano igual que el hombre y estamos en el mismo planeta. Que entre nosotras, no seamos crueles e injustas ni que pidamos sufrimiento a nuestras homónimas para creer que superamos a los hombres.

Hay que empezar a respetar a ambos sexos, sobretodo al nuestro y pensar que ninguno es más débil o menor que el otro, puesto que somos iguales.

Si quieres, compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Vanesa
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.vanesafer.es/aviso-legal/.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te ha gustado?